sábado, 3 de febrero de 2007

Google: 1. Ricky: 0.


Los Ad Senses de Google son el fruto de la llamada revolución de la internet 2.0. (ver referencia). Esto sería que el mismo sistema de internet brinda hardware y software a los usuarios para producir su propio contenido. Básicamente los blogs. Con la explosión de los blogs el tráfico de visitas comenzó a birar en favor de estos nuevos medios independientes y atomizados. Pero las corporaciones no son bobas y se las ingeniaron para captar el potencial económico de ese nuevo flujo de contenido independiente.

Los Ad Sense de Google son una forma de comprar publicidad a pequeños productores de contenido. Es una réplica del esquema de los farmers. Pequeños productores que tienen su "Farm" o Blog que cultiva visitas.

Hasta aquí la explicación. No voy a explorar las dimensiones filosóficas del fenómeno ni mucho menos.

Voy a proponer un punto de vista mucho más particularista.

Me dieron de baja la cuenta de Ad Sense.

Según google: "Hemos detectado que se han producido clics e impresiones no válidos en
los anuncios Google de sus sitios. Por este motivo, hemos inhabilitado
su cuenta de AdSense de Google."

Esto significa que se dieron cuenta que entré a mi blog y que yo mismo hice click sobre un avisito. Realmente lamentable mi comportamiento.

Pero Google aún se disculpa conmigo: "Por favor, comprenda que esta medida
era necesaria para proteger los intereses de los anunciantes de AdWords."

Es cierto. Tienen mucha razón. Los tipos como yo que aprovechan la intenet para robarle a las grnades coorporaciones ... o era alrevés, pará, estoy confundido.
Independientemente, mi conducta es injustificable.

Merezco un castigo!

Claro, se van a tomar la molestia de disculparse conmigo e irse con las manos vacías?! Me parece que no.

Google me dice: "En consecuencia, nos vemos obligados a inhabilitar su cuenta. (...) Los editores cuya cuenta se haya inhabilitado debido a la existencia de clics no válidos no pueden seguir participando en AdSense y no recibirán ningún pago más. Los ingresos de su cuenta se devolverán a los anunciantes afectados."

Resulta que al final yo les debo plata a los anunciantes. Tienen que indemnizar al damnificando!!!

Pará, pará, ¿De cuanto estamos hablando? ¿Cuanto le robamos a las coorporaciones? ¿Donde está la plata?

-¿Que plata? Que le van a devolver si no me dieron nada.

De lo que entiendo hasta ahora es que puse avisos en mi página, no me quicieron pagar, y además, por hacer uso indebido de los Ad Senses, le devolverán ese dinero a los anunciantes.

Conclusión: Por cada peso que una rata inmunda comoo yo roba de internet, las corporaciones roban miles. Por lo menos yo le robo a las corporaciones.

Pero esto no va a quedar así. Tenemos que igualar el marcador. Hago un llamado a la revelión y a que cada vez que vean un ad sense hagan click desmesuradamente. Escurrámos a esos hijos de puta.

Los tengo que dejar. Tengo click que hacer.

Atentamente,

El equipo AdSense de Google

1 comentario:

Alfonso V. Delpolo dijo...

Me costó un poco dar contigo, tu blog, tus apuntes. Hubo algo en un comentario extenso que encontré al pie de una entrada mía que me hizo sentido. No sé si fui capaz de captarlo claramente pero la confusión en la escritura es un punto fascinante. Cuando hemos buscado, por múltiples vías excavar en la voluntad elucidante hasta hacerla implosionar es clave abrir el torrente salvaje de la escritura (aunque no sea la tuya, aunque no sea la mía), su potencia que pone al autor una y otra vez a hacer el papel de muerto en palabras siempre inciertas −aparece al principio de todo acto permitiéndonos ver que en el instante de la subjetivación hay un momento evanescente donde estalla el propio encorsetamiento del sujeto−.
A ti que parece gustarte mucho el Internet como problema, fíjate en lo que hace el spam con la figura del autor, es maravilloso.

Saludos.