jueves, 29 de noviembre de 2007

Persecución ideológica en la Carrera de Ciencia Política UBA

Buenos Aires, 28 de Noviembre de 2007

A los estudiantes, docentes y autoridades de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires:

Los docentes de la cátedra Marcelo Matellanes de Economía Internacional queremos denunciar los hechos de persecución, maltrato y abuso de poder por parte de la Dirección de la Carrera de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Sociales, por cuanto han impulsado la eliminación del dictado de la materia durante el segundo cuatrimestre del año 2008. La gravedad de los hechos radica en que:

La materia Economía Internacional viene siendo dictada de manera consecutiva durante los dos cuatrimestres a lo largo de los últimos 18 años, siendo una de las asignaturas optativas con mayor prestigio dentro de la carrera. Este hecho está avalado por la gran cantidad de alumnos inscriptos en cada cuatrimestre.

Regularmente son invitados a exponer al curso profesores de prestigio internacional como Franco Berardi (Bifo), Raúl Zibechi, Amador Savater, Pablo Levín, Miguel Benasayag y Ulrich Brand, entre otros, así como participantes de movimientos sociales, entre los que se cuentan trabajadores de Zanón, Metrovías, Call Centers, y otros militantes sociales.

Todos los docentes del curso tienen estudios de doctorado y posgrado en curso, y se encuentran abocados a la docencia e investigación, con una prolífica producción y destacado nivel académico.

El contenido de la materia aporta a los estudiantes tanto de la Carrera de Ciencia Política, como del resto de las carreras de la Facultad de Ciencias Sociales, herramientas de gran importancia para enriquecer la formación crítica; lo que es explicitado cada cuatrimestre por muchos estudiantes que cursan la asignatura, bajo la forma de cordiales agradecimientos.

Las actividades llevadas adelante en el marco del curso incluyen la producción del libro "Del maltrato social. Conceptos son afectos" donde se refleja buena parte de la producción escrita en el ámbito de la cátedra.

Por otra parte, los atropellos no dejan de inscribirse en una serie de prácticas que viene llevando adelante la Dirección de la Carrera, bajo la forma de escollos burocráticos y de todo tipo, y que representan una clara ofensiva contra la cátedra y el pluralismo académico, a saber:

Impulsar sistemáticamente el corrimiento del dictado de clases del horario original –martes y jueves de 19 a 21 horas– hacia franjas horarias marginales, tales como horarios matutinos o vespertinos, en los cuales se observa una marcada disminución de estudiantes que acuden a cursar.

No dar a conocer la convocatoria para la presentación de materias optativas, al punto de desconocer los pedidos que se hicieran desde la Cátedra para que envíen electrónicamente los formularios y requisitos.

Desconocer la solicitud presentada por la Cátedra para dictar la materia los dos cuatrimestres del año entrante y reducirlas sin discusión en ámbito alguno a un solo cuatrimestre.

No haber comunicado bajo ningún medio a los integrantes de la Cátedra que la Dirección de la Carrera estaba tomando esta decisión.

Negarse a atender llamados telefónicos y pedidos de reunión con las autoridades alegando desde "viajes" a "razones personales" de manera recurrente así como desconocer los pedidos de explicaciones ante la decisión de, virtualmente, dejar cesantes a los docentes de la cátedra.

Bloquear la designación de docentes en la materia bajo la forma de sugerencia al Profesor Adjunto de no efectuar el pedido de designación de ayudantes.

Esta política de restricción a las materias optativas es sistemática contra aquellos docentes que no forman parte del círculo de obsecuencia ni representan votos para la actual Dirección de la Carrera.

Por todo esto, exigimos la revisión del listado de materias optativas con una discusión en la cual se expliciten y discutan democráticamente los fundamentos y criterios utilizados para formular la oferta de materias de la Carrera.

Lo que está en juego, no es solamente el dictado de este curso, sino el de tantos otros donde se dirime la posibilidad de detener una práctica clientelar que precipita la decadencia en la que está sumida la formación de cientistas sociales en la Universidad de Buenos Aires.

Profesores: Ariel Filadoro, Verónica Gago, Pablo Miguez, Cora Arias y Pablo Anino

martes, 27 de noviembre de 2007

John Holloway: SOBRE ARGENTINA Y LA REGION

“La crisis continúa, no está resuelta de ninguna manera”

El filósofo marxista John Holloway sostiene en esta entrevista que el país y Latinoamérica atraviesan un proceso de estabilización, gracias a la economía, mientras persiste la

http://static.pagina12.com.ar/fotos/20071126/notas/na06fo01.jpg

conflictividad social y política. Analiza los movimientos sociales y sugiere otros modos de pensar una revolución.

Por Verónica Gago

“Kirchner ha tenido mucho éxito en superar la rebeldía que vimos en el 2001-2002 y eso se refleja en la continuidad que indica su esposa como nueva presidenta”, sostiene John Holloway, pensador marxista irlandés radicado hace dos décadas en México y visitante periódico del país en los últimos años. De hecho, para Holloway, Buenos Aires funciona como una gran caja de resonancia de los debates en los que le interesa polemizar: ¿es posible cambiar el mundo sin tomar el poder? ¿Hay una crisis del trabajo que se manifiesta a través de las experiencias sociales que fugan hacia la actividad liberada de la dependencia del salario? Por esta razón, este teórico cercano al zapatismo suele tomar como punto de referencia las experiencias que en Argentina se desarrollaron al calor de la crisis de 2001: piqueteros, asambleas y fábricas recuperadas. Hoy, sin embargo, admite un escenario más problemático para los movimientos sociales: una mayor violencia por parte del capital y las fuerzas de seguridad y un choque –aún no elaborado– de los emprendimientos autónomos con la lógica del mercado.


–Tras las elecciones presidenciales en Argentina, pareciera que la memoria social de la crisis se diluye progresivamente. Usted, que teoriza tanto sobre la crisis, ¿cómo ve este escenario de aparente estabilización?
–Lo veo contradictorio. Por un lado, me parece que el sistema político ha ganado cierta credibilidad. Kirchner ha tenido mucho éxito en superar la rebeldía que vimos en el 2001-2002 y eso se refleja en la continuidad que indica su esposa como nueva presidenta. Pero, al mismo tiempo, desde mi perspectiva, esto es contradictorio porque también se observa una baja participación en el proceso electoral: muchos votos en blanco y una tasa muy alta de inasistencia.
–¿Vincula la situación argentina a una ola estabilizadora en la región?
–Creo que sí: es una estabilización que se refleja en la política sobre todo gracias al crecimiento económico. A la vez, la crisis continúa, no está resuelta de ninguna manera: ni social ni políticamente. Pero tampoco económicamente, si pensamos en la situación mundial y la inestabilidad del dólar. La crisis del dólar y la crisis de la vivienda en Estados Unidos son dos manifestaciones del problema crónico de la expansión del crédito y de la deuda que, a pesar de la ideología de los monetaristas y neoliberales, los gobiernos nunca han logrado bajar de forma significativa. La expansión del crédito a nivel mundial es cada vez más una precondición de la expansión del capital global. Esto implica que hay una inestabilidad crónica en el centro del capitalismo, con explosiones periódicas.
–Usted acaba de volver de Brasil, ¿cómo evalúa la situación de ese país?
–La impresión dominante es que no hay perspectiva de cambio radical que vaya a través del gobierno de Lula y el PT. Está claro que ha tenido éxito en la medida que mantuvo un alto nivel de apoyo popular y que ha logrado resolver hasta cierto punto algunos problemas de la pobreza más aguda, pero no en el sentido de una transformación significativa en las relaciones sociales.
–¿Cuáles son las perspectivas para los movimientos sociales hoy?
–En Argentina y en México, por ejemplo, veo un momento de reflexión sobre los logros y los problemas de los últimos años, en los que se ha conseguido mucho pero también ahora estamos más conscientes de las dificultades que implica desarrollar otra política. Es un momento para pensar cómo avanzar. Está claro que las manifestaciones mundiales contra la barbarie del capital –como la última en Rostock, Alemania– son importantes pero también es fundamental que no sean las cumbres del capital las que impongan la agenda y el ritmo de lo que hacemos nosotros. Creo que el futuro de los movimientos depende de la capacidad de desarrollar una dinámica y un hacer propios.
–¿Cuáles son esos problemas, hoy más visibles, a la hora de practicar otra política?
–Dos cosas principalmente. Lo primero es que a nivel mundial hoy hay una violencia del capital mucho más fuerte. En México esto es clarísimo en la medida en que estamos en una rápida militarización del país, con una represión terrible contra el movimiento en Oaxaca y en Atenco. Pero entiendo que también aquí hay un proceso de criminalización de la protesta. Y a nivel mundial, la presencia tan masiva de policías en la contracumbre de Rostock es muy significativa. El problema que surge de aquí es cómo relacionarnos con esta violencia. Y uno de los puntos de debate en México, después de la feroz represión en Oaxaca, es si debemos repensar en movimientos armados. En México, de hecho, hay un auge de apoyo a la guerrilla del EPR que ha vuelto a operar públicamente. Esto me parece muy problemático porque simplemente yo no veo ningún futuro por ese lado. El otro tipo de problema son aquellos que resultan del choque entre los movimientos y el contexto capitalista, por ejemplo, en cuanto a la relación con el mercado. Esto me parece fundamental para pensar las fábricas recuperadas y los microemprendimientos de asambleas, piqueteros y otros movimientos populares. Entonces, creo que por un lado hay que celebrar los logros conseguidos pero también hay que hablar más abiertamente que nunca de todas sus contradicciones.
–¿Por qué supone que no se habla abiertamente de esos problemas?
–Tenemos que aceptar que las rebeldías siempre son procesos contradictorios y discutir cómo afrontarlas sin resignarnos a seguir construyendo nuestras dignidades. En México hay un proceso de reflexión sobre lo que fue La Otra Campaña y un reconocimiento de que enfrenta dificultades y que hay que pensar cómo avanzar. Tengo la impresión de que es el mismo proceso aquí.
–¿Esto se opone a un pensamiento más estratégico sobre la situación actual, en particular en la región latinoamericana?
–Pensar en términos geoestratégicos implica pensar todavía en totalidades y yo creo que más bien hay que pensar en la ruptura de la totalidad, en la ruptura de la síntesis social. Este es también el problema de los movimientos de rebeldía actuales en la medida en que ya no es posible –más allá de que probablemente nunca fue deseable– pensar en la revolución como un proceso de sustitución de una totalidad por otra. La revolución creo que consiste en romper la totalidad e ir pensando desde abajo cómo vincular las particularidades, pero sin tener el proyecto de unirlas. Esta es un poco la idea de los zapatistas, de crear muchos mundos desde abajo.
–Usted habla de las luchas como grietas capaces de tener resonancia entre sí. Para ir a una situación concreta, ¿esa comunicación se dio entre la lucha de Oaxaca y los zapatistas?
–Hubo una resonancia muy grande de la lucha de Oaxaca en todo México y se expresó en mucha movilización de apoyo por parte de miembros de La Otra Campaña. La resonancia es importante a ese nivel. Tal vez no tuvo una resonancia tan clara a nivel más institucional, a nivel de la comandancia del EZLN. Hubo un apoyo por supuesto pero la resonancia se sintió más al nivel de los activistas, y así debe ser. Creo que, en general, el intento de extender el conflicto y las grietas en términos institucionales –me refiero a formar confederaciones o lazos formales con otros– normalmente no funciona. Hay que pensar en otras formas no institucionales.
–Usted vino a un congreso sobre la crisis del trabajo abstracto. ¿Qué significa discutir esto hoy y acá?
–Bueno, dije que éste es un momento de reflexión para las luchas de los últimos años. Esto me lleva a dos consideraciones principales. Primero, que hay que entender estos movimientos como grietas en el tejido de la dominación capitalista, como momentos de dignidad, rebeldía y de negación–creación. Hay que reconocer que estas grietas, decíamos, tienen sus dificultades en el choque con la síntesis social existente. Para pensar un poco más allá es importante entender los movimientos como revueltas del hacer contra el trabajo o el trabajo abstracto. Todos tenemos la experiencia contradictoria de una actividad impuesta, en forma vertical, que es nuestro trabajo como empleados, para el mercado, y una experiencia de revuelta en contra de ese trabajo ajeno cuando experimentamos actividades que buscan la autodeterminación, momentos en los cuales hacemos lo que nos parece importante, necesario o deseable. Son movimientos del hacer, de la actividad autoescogida contra el trabajo impuesto. Tratando de desarrollar este tema, se puede plantear esto mismo en términos más generales como crisis del trabajo abstracto, del trabajo alienado. Lo cual no quiere decir que esté desapareciendo el trabajo alienado. Por el contrario, está en plena expansión.
–Entonces, ¿en qué radica la crisis?
–En que hay un debilitamiento en todo el proceso de disciplinamiento que acompaña el trabajo alienado. Esto se puede ver en la crisis del trabajo estable, la crisis del empleo, el crecimiento del desempleo y la precariedad, pero también en el desarrollo de movimientos que buscan situar la actividad autoescogida en el centro de sus vidas.
–Pero esa crisis del trabajo disciplinado ha sido recuperada por el capital en forma de precarización masiva...
–Claro que la crisis del trabajo estable implica una inseguridad en la medida en que cada quien debe dedicar más tiempo a buscar cómo sobrevivir. Pero el capitalismo se basa en la disciplina social y ella se transmite sobre todo a través del empleo. Es un campo de batalla, de un fenómeno también contradictorio. No hay que tener una visión omnipotente del capital, como si lo pudiese todo.
–Precisamente usted habla de ir contra y más allá del capital, ¿qué es lo primero?
–Creo que ir más allá del capital es el resultado de estar en contra de él. Si decidimos dedicarnos a otro tipo de actividad es porque partimos del rechazo al capitalismo. Luego, lo importante a la hora de pensar en fábricas recuperadas y grupos piqueteros es una pregunta: ¿cómo resistir la reabsorción dentro del capitalismo? Si no mantenemos la perspectiva de que estamos contra el capital, muy fácilmente perdemos este impulso. Estar en contra a la vez que ir más allá es también una forma de defensa contra la reabsorción. Es el rechazo al mundo de barbarie en el cual vivimos que nos empuja a los múltiples intentos de crear otra cosa, aquí y ahora. Las creaciones alternativas son de importancia central pero su vida depende de no perder de vista el impulso contra el capital.
© 2000-2007 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

lunes, 19 de noviembre de 2007

Presioná al Senado de la Nación para que apruebe la ley de Bosques

Este miércoles se vota la Ley de Bosques artículo por artículo. Como ya te contamos, los Senadores del norte están presionando para quitar o suavizar un artículo clave para la supervivencia de nuestros bosques nativos: la moratoria a los desmontes. Si la ley no establece que se detengan ya los permisos de desmontes, los bosques seguirán en peligro aún con la ley aprobada.

Greenpeace está realizando una campaña para conseguir que se detenga inmediatamente el desmonte de los bosques argentinos.

En la próxima sesión del Senado, cada voto cuenta. Por eso es importante que ayudemos a los Senadores indecisos a definir su posición.

Estos Senadores aún no se manifestaron ni a favor ni en contra de la moratoria total a los desmontes. Llamalos hoy mismo a sus despachos y explicales que el futuro de los bosques está en sus manos, que una ley sin moratoria no asegurará la conservación de los mismos. Deciles que por favor, este miércoles, voten por mantener intactos los artículos 7 y 8 de la ley. Es muy importante que no se aprueben más permisos de desmontes hasta que cada provincia realice un ordenamiento territorial que establezca qué áreas se deberán conservar. Por eso la moratoria debe mantenerse y ser total.

Recordá ser muy respetuoso y no ser para nada agresivo ya que estos Senadores nunca se manifestaron en contra de nuestra posición y lo que pretendemos es convencerlos y ayudarlos a definirse.

Los Senadores indecisos son:

Gerardo Morales(Jujuy)
(011) 4010-3000 internos 3515 al 3518

Miriam Curletti (Chaco)
(011) 4010-3000 internos 3450 al 3453

Alfredo Martínez (Santa Cruz)

(011) 4010-3000 internos 1320 al 1322

Marcelo Guinle (Chubut)
(011) 4010-3000 internos 1370 al 1373

Mabel Caparros (Tierra del Fuego)
(011) 4010-3000 internos 1090 al 1094

Rubén Marin (La Pampa)
(011) 4010-3000 internos 1430 al 1433

Oscar Castillo (Catamarca)
(011) 4010-3000 internos 1395 al 1398

Ada Maza (La Rioja)
(011) 4010-3000 internos 1330 / 1331 / 1333

Recordá que estamos en la recta final. Este miércoles se define el futuro de nuestros bosques nativos. Necesitamos un último esfuerzo de todos nosotros para contar con una buena ley.

jueves, 15 de noviembre de 2007

CONTRATAPAS DE BARCELONA ROBADAS

Estas son las tres contratapas que se robaron los activistas de la Asociación Pro Vida de la Muestra Contratapa’s, de la revista Barcelona, de la muestra que se está exponiendo actualmente en la Universidad Nacional de San Luis.
Barcelona se encomienda a Dios, la Virgen y el Espíritu Santo para que estas tres obras se encuentren pronto con sus hermanitas sobrevivientes. Y, lejos de crear antagonismos, y en un claro gesto de reconciliación nacional, Barcelona les desea a los activistas de la Asociación Pro Vida que la Virgen los acompañe y el Señor los re coja.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Atentan contra una muestra de la revista Barcelona en San Luis


Un grupo de militantes católicos hizo desaparecer tres obras de la muestra “Contratapa’s”, de la revista Barcelona, luego de que los organizadores, es decir las autoridades de la Universidad Nacional de San Luis, se negaran a censurar la exposición que, según los desaparecedores, “ofende la religión”.
Los activistas se reunieron a rezar en una de las escalinatas de ingreso a la universidad y poblaron las paredes aledañas con leyendas como “UNSL=dictadura del relativismo”, “¡Viva Cristo Rey!” y “ni 30.000 ni inocentes”.

El viernes 9 de noviembre, durante la charla de inauguración de la muestra, un grupo de activistas católicos que se identificaron como estudiantes de la universidad increpó a los organizadores y a dos miembros del staff de Barcelona, exigiéndoles que se retiren tres de las 22 contratapas expuestas “porque insultan y se burlan de la religión”.
Tras la discusión, uno de los jóvenes descolgó una de las contratapas cuestionadas y se la llevó. El sábado 10 por la mañana, en momentos en que se generó una fuerte discusión entre quienes apoyan la presencia de la muestra y los militantes católicos, otras dos obras fueron robadas.
Los organizadores de la muestra realizaron la denuncia policial y se comprometieron a mantener la muestra hasta el día 23 de noviembre, tal cual estaba previsto, pero ahora sin las tres contratapas robadas.

Barcelona exige la pronta aparición de sus contratapas desaparecidas y espera que alguna autoridad puntana (o al menos algún representante del planeta Xilium, o la actriz Esther Goris) tome las riendas del caso para dar con los responsables de este robo.
Asimismo, como ya sucedió con el atentado municipal contra la misma muestra ocurrido en Tucumán, Barcelona celebra que el fanatismo (en este caso, el fundamentalismo religioso) haya evolucionado favorablemente en las últimas tres décadas, al punto que hoy sus militantes se dediquen a secuestrar y hacer desaparecer paneles de vinilo en lugar de seres humanos.
Revista Barcelona
(15) 5334-5081

lunes, 5 de noviembre de 2007

33 presos mueren en un incendio en un penal de Santiago del Estero

Un motín en el penal de varones de Santiago del Estero generó un incendio. La tragedia se cobró 33 vidas. La mayoría de las victimas fallecieron por asfixia por el humo.
Según los presos los incidentes no fueron provodados por los recursos.
Los familiares de los reclusos se agolparon a las puertas del penal.

Clarín dice: Link

Las autoridades penitenciarias hablan de un intento de fuga y la posterior quema de colchones. Pero los presos lo niegan y aseguran que todo comenzó por la represión de los guardiacárceles ante un reclamo. Hay cuatro heridos sumamente graves.

El caos, la angustia y el desconcierto no cede en el penal de Varones de Santiago del Estero, donde ayer se desató un motín que dejó al menos 31 presos muertos, ocho heridos que siguen internados y otros cuatro que ya fueron dados de alta, según afirmaron fuentes penitenciarias de esa provincia a Clarín.com. Todas las víctimas murieron asfixiadas o quemadas durante un incendio provocado tras un motín que, según las autoridades, tenía como objetivo facilitar una fuga.

Familiares de las víctimas reclamaban esta mañana la presencia del juez Ramón Tarchini Saavedra en la cárcel, quien adelantó la cifra de muertos hasta entonces. En tanto, algunos presos volvieron a quemar colchones y aunque la situación "está bajo control" -siempre según el juez-, se escucharon disparos y se vieron entrar ambulancias.

Tras el estallido de incidentes esta mañana y un nuevo intento de motín, los reclusos de tres pabellones fueron reducidos y todo volvió a calmarse, informaron fuentes policiales. Los presos de los pabellones 3, 5 y 6 fueron llevados al patio central del penal y la policía tomó el control de la unidad.

Por su parte, un grupo de reclusos difundió una carta explicando que todo comenzó tras la represión de los guardias ante un reclamo y negó la versión del intento de fuga. Los presos acusaron a un grupo de carceleros de haberlos baleado y de haber dejado morir a los reclusos durante el incendio de ayer.

"Todo empezó por el solo reclamo de maltrato de ellos y de la requisa a las visitas", comienza la carta. "Nos empezaron a reprimir a los tiros y a los que se asfixiaban y quemaban los dejaban que se mueran. Queremos la presencia del ministro de Seguridad, de abogados, de la prensa, que tengan acceso al penal, no queremos el regreso de la policía a los pabellones porque será para peor", continúa la misiva: "No hubo intento de fuga".

Asimismo, el Ministerio de Justicia de la Nación envió a esa provincia un grupo de expertos y asesores técnicos con experiencia en crisis carcelaria que se reunirían con el gobernador Gerardo Zamora, confirmaron fuentes del ministerio a Clarín.com.

El primer motín estalló ayer cerca de las 18.30 en un pabellón del Penal de Varones, el mayor de esa provincia, que aloja a 480 presos, la mayoría procesados sin condena.

"Se trató de un motín con intento de fuga que se originó en el pabellón 2, donde había 42 internos procesados", afirmó el director del establecimiento carcelario, Rodolfo Camaño.

El juez Tarchini Saavedra precisó que "oficialmente son 31 muertos", 29 de los cuales, indicó, perdieron la vida ayer en el mismo penal, en tanto que "en la madrugada falleció uno de los internados en el Hospital Regional".

Por su parte, el ministro de Justicia provincial, Ricardo Daives, se limitó a citar a los 29 muertos que figuran identificados en la lista que tenía la Justicia, aunque admitía que "dos (de los heridos) estarían en situación más crítica".

En tanto, fuentes policiales dijeron que serían 32 las víctimas, ya que a los 29 de la nómina difundida se habrían sumado tres internos. Todo de desencadenó en el horario de visitas, cuando presos del pabellón 2 comenzaron a quemar colchones y muebles contra las rejas de acceso.

Los bomberos tuvieron complicaciones para trabajar por el mal funcionamiento de una autobomba. El motín se extendió a otros dos pabellones, en particular al 3, contiguo del devastado 2, que continuaba fuera del control después de la medianoche.

Los reclusos reclaman que se agilicen los procesos judiciales, además de pedir rebajas de condenas y mejoras en el régimen de visitas y de alimentación. Algunos familiares de los presos también se quejaron de la "inacción" de las autoridades ante el tráfico de drogas dentro de la cárcel.

Unos 200 efectivos del cuerpo de infantería y de la policía montada de la provincia fueron desplegados alrededor del penal para reforzar a los agentes del Servicio Penitenciario Federal, a cargo de la cárcel.

Según informes forenses preliminares, todas las víctimas murieron por asfixia o quemaduras graves. Muchos de los reclusos fueron hallados en el baño del pabellón con pañuelos o trapos improvisados como máscaras.

El hospital regional "Ramón Carrillo" atendió además a once reclusos y cuatro carceleros con principio de asfixia o quemaduras, y a una media docena de familiares de las víctimas con crisis nerviosas. Unos doscientos familiares de los presos se reunieron alrededor del penal en busca de información sobre sus parientes detenidos.

Algunos de ellos incluso protagonizaron incidentes con la Policía, que para dispersarlos usaron gases lacrimógenos y balas de goma. La Unidad Penal N°1 de Varones, perteneciente al Servicio Penitenciario Provincial, está en el barrio Oeste, a unas 20 cuadras del centro de la ciudad.

El edificio ocupa toda la manzana y tiene su entrada principal por la calle Alsina. Allí, según fuentes oficiales, hay 480 internos. El hecho causó conmoción en la Provincia y un simbronazo político.

En ese penal está preso José Patricio Llugdar, el carnicero acusado de haber matado en 2003 a Leyla Nazar y Patricia Villalba, en el caso conocido como el doble crimen de La Dársena, en cuyo marco se está realizando un juicio que hoy debió suspenderse.

La novela "Ciencias Morales" de Martín Kohan se adjudicó el premio Herralde



Fuente: Clarín Link

Martín Kohan se adjudicó el prestigioso certamen literario con su novela "Ciencias Morales", ambientada en el Colegio Nacional Buenos Aires a fines de la dictadura. Es el segundo argentino en lograr el galardón, que en 2003 le fue otorgado a Alan Pauls por "El Pasado".

El Premio Herralde de Novela quedó por segunda vez en manos de un autor argentino: Martín Kohan se adjudicó hoy la edición 2007 del prestigioso galardón con "Ciencias Morales", ambientada en el Colegio Nacional Buenos Aires de fines de la dictadura.

Kohan, de 40 años y que se había presentado con el seudónimo de Miguel Cané, recibirá 18 mil euros. El jurado estuvo integrado por los escritores Salvador Clotas, Juan Cueto, Esther Tusquets, Enrique Vila-Matas y el editor Jorge Herralde. El mexicano Antonio Orduño, en tanto, fue finalista con la obra "Recursos Humanos".

"Ciencias Morales" narra la historia de una preceptora encargada de mantener la disciplina en el Nacional Buenos Aires a principios de los 80, en medio de la Guerra de Malvinas y de los momentos finales de la dictadura.

Kohan lleva publicados tres libros de ensayos, dos de cuentos y seis novelas: La pérdida de Laura (1993), El informe (1997), Los cautivos (2000), Dos veces junio (2002), Segundos afuera (2005) y Museo de la Revolución (2006). "El premio confirma la madurez narrativa de uno de los autores más inteligentes y más estimulantes de la reciente literatura argentina", destacó en un comunicado la editorial Anagrama, sello que editará "Ciencias Morales".

Es la segunda vez que un argentino logra el galardón, que en 2003 le fue otorgado a Alan Pauls por "El Pasado". Entre los ganadores, además, figuran Alvaro Pombo (1983), Sergio Pitol (1984), Roberto Bolaño (1998), Enrique Vila-Matas (2002) y Juan Villoro (2004), entre otros. El año pasado, el premio mayor fue para el venezolano Alberto Barrera Tyszka por su obra "La enfermedad".

jueves, 1 de noviembre de 2007

Video PodCast

The ricky esteves experience ha incorporado al podcast de música -que podrán apreciar si tienen algún dispositivo de sonido activado- un Podcast de Video.
Aquí podrán apreciar una selección de videos.