miércoles, 6 de febrero de 2008

Pacto Kirchner - Lavagna: Divide y reinarás.

En una osada movida gatopardista el ex-presidente Nestor Kirchner invitó a su ex-ministro de economía -quien había renunciado a su cargo tras duras acusaciones por pago de sobreprecios en obras públicas- a reorganizar el partido justicialista.
La noticia de que Roberto Lavagna pasaría a formar parte de la nueva conducción del PJ junto a Nestor Kirchner generó un importante revuelo tanto en la opinión pública como en buena parte de sus aliados en la última elección presidencial como en la UCR.
Los calificativos hacia la figura de Lavagna van desde "borocotó" a "impresentable". De esta manera queda totalmente desarticuladam la coalición UNA (Una Nación Avanzada) encabezada por el ex-ministro de economía. Recordemos que en las últimas elecciones presidenciales Roberto Lavagna había alcanzado el tercer lugar con aproximadamente 8 millones de votos y sin duda se consolidó como una figura política relevante. Con esta movida Kirchner logra captar ciertos sectores "proto-radicales" capitalizando su modelo de transversalidad.
Esta nueva reorganización partidaria no solo ha alcanzado a los vestigios de esta alianza de centro, sino que ha causado tensiones al interior de la UCR, especialmente entre las líneas de la radical disidente Margarita Stolbizer y la del ex-presidente Raúl Alfonsín, quien había apoyado la candidatura presidencial de Lavagna. Quedó claro por las respuestas del gobierno a Alfonsín que Lavagna no viene a ocupar su antiguo puesto en la cartera de economía sino que viene a jugar un papel en la construcción política del partido justicialista.
De esta manera queda Elisa Carrió como ferrea vocera de la oposición. Una oposición que solo tiene futuro si pudiera articularse con otras fuerzas políticas como la de Macri, por quien Carrió ya ha demostrado desprecio, pero después de lo que estamos presenciando en la política argentina no sería de extrañarnos que se consuma dicha unión.
Por otro lado está Daniel Scioli quien quedó fuera de esta movida. Por el momento el gobernador de la provincia de Buenos Aires dice acompañar esta desición, pero esto pudo haber creado algunas suceptivilidades entre los compañeros de fórmula.

Sacando algunas cosas en límpio podríamos decir que esta alianza entre Kirchner y Lavagna crean una nuevo rumbo e identidad para el partido justicialista. Como toda nueva hegemonía esto crea un reordenamiento de las demás fuerzas políticas que en este momento y consecuencia de este pacto se ven más fragmentadas.


No hay comentarios: