lunes, 21 de abril de 2008

El humo de la quema de los pastizales hubiera afectado los cultivos de cannabis de la ciudad de Buenos Aires.

La quema de los pastizales del norte de la provincia de Buenos Aires y el sur de la Entre Ríos, además de las molestias, inconvenientes y accidentes fatales que produjo este humo, afectó los cultivos de autoabastecimiento de la ciudad de Buenos Aires. Al parecer las consecuentcias no han sido fatales y esto podría no afectar la producción, aunque sí darle una marca distintiva por las partículas de polvo adheridas a los pequeños cristales de THC que comienzan a madurar y ponerse listos para la cosecha. Este hecho fortuito acontecido tan cerca de la fecha de la cosecha ha generado preocupación entre los cultivadores de cannabis de la ciudad.
Aunque en este momento no se pueden llegar a conclusiones determinantes sobre el resultado de la cosecha en la ciudad. Algunos opinan que el humo de la quema de los pastizales del campo afectarán el sabor de la marihuana cultivada en la ciudad de Buenos Aires. Este distintivo sabor a delta y pasto puede llegar a ser percibidos por los fumadores de la marihuana cultivada en la ciudad. No hay ningún indicio de que esto consista en un riesgo a la salud.
Los más optimistas creen que el resultado puede ser positivo permitiendo que en este caso la marihuana, al igual que los vinos ó algunas carnes, que se sasonan con humo para aumarlos. En este caso el ahumado podría proveerle un sabor ahumado natural.
En definitiva nadie está realmente desiluciando ya que al parecer este humo no habría afectado de forma considerable a los cultivos. Todos esperan con curiosidad el resultado de esta cosecha.

No hay comentarios: