sábado, 10 de mayo de 2008

Nuevo insulto: Kirchnerista

Anoche caminaba con un amigo por la calle cuando me topé con un acontecimiento que plasmó concretamente un aspecto del conflicto social y también político que vive la Argentina hoy. Caminábamos por la calle Cabello, del barrio de Palermo -muy cerca del parque Las Heras- cuando notamos que alguien estaba discutiendo más adelante. Dos parejas de personas grandes, de al rededor de 60 años venían caminando por la vereda y otra persona de cuarenta y tanto venía paseando a su perro.
La verdad no vi lo que pasó. Solo vi que uno de los señores que venía con las parejas estaba discutiendo con la persona que paseaba al perro. Parece que le reprochaba que no los había dejado pasar o que se les cruzó en el camino. Pero más que lo que decía era como lo decía, gritando a plena garganta. Las otras tres personas que lo acompañaban veían toda esta escena desde un poco más lejos sin intervenir. Mi amigo y yo -que veníamos caminando- cruzamos por al lado de los protagonistas justo cuando la discusión llegaba a su punto más álgido.
La persona que paseaba que paseaba su perro le pregunta al señor que le estaba gritando en la cara: -Querés que te rompa la cara? Bastó que ésta persona levantara levemente el brazo que tenía libre de la correa del perro para que el otro respondiera retrocediendo entre asustado y enojado.
Ya en retirada, reintegrándose a su grupo que lo esperaba un poco más lejos, este señor le grita al otro: -Seguro que sos Kirchnerista!
Mi amigo, yo y otras personas que venían acercando no pudimos contener lo que fue una carcajada.
Dejando de lado esta reacción, las risas, esto me sorprendió. Está claro que la fuerza de este enunciado estaba en el insulto. Esto es, quizo utilizar el nombre del presidente -la presidenta también- como adjetivo descalificativo.
Pero más allá del giro semántico está el aspecto catacrético -el fundamento retórico- de este enunciado. De alguna manera este enunciado cristaliza el conflicto social que vivimos hoy en la Argentina.
Este fenomeno de desplazamiento, esta metáfora en donde el significante "amo" Kirchner sirve para establecer posiciones hacia uno y otro lado.
Situaciones como estas, acontecimientos "insignificantes" como estos nos pueden ayudar a acceder al entendimiento de los conflictos sociales contemporáneos.

No hay comentarios: