martes, 9 de septiembre de 2008

De que se trata el conflicto de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

El otro día una amigo que nada tiene que ver con la comunidad académica de la UBA me preguntó porqué pretestábamos en la Facultad de Ciencias Sociales. Decía que en teoría la Facultad debería estar contenta con el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner. En algún sentido podríamos decir que tenía razón. Es verdad que el gobierno ha sabido utilizar la figura del intelectual orgánico, para el caso de la facultad de ciencias sociales, Horacio Gonzalez -director de la Biblioteca Nacional- puede ser el mejor ejemplo.
Esto no hace que las condiciones de la Facultad de Ciencias Sociales sean en absoluto mejores. Las condiciones de esta Facultad tal vez nunca fueron buenas pero en la actualidad son ostensibles a simple vista: Edificios que se caen a pedazos. Detrás de lo que los ojos pueden evidenciar a simple vista, podríamos decir que los estudiantes tienen escaza oportunidad de estar frente -a lo que en términos estríctos se llama- Profesor. La mayoría de las clases están dadas por recién egresados, cuando no estudiantes avanzados, que ejercen este rol sin reconocimiento ni paga. Recientemente y después de una importante presión gremial la Facultad comenzó a regularizar a parte de los docentes Ad-Honorem de la Facultad.


Con esto solo queremos destacar que el acto de tomar la Facultad por los Estudiantes no fué un acto que de ninguna manera fué rechazado por las autoridades. Por el contrario, sustancializaron en los medios la demanda de esas mismas autoridades de la Facultad, entre los que su representante máximo es el Decano de Federico Schuster, frente al ministro de Educación.

La visibilidad que ha tomado este conflicto se debe a que se han logrado articular las demandas de los distintos sectores de la Facultad, como los estudiantes, los docentes, la asociación gremial y las autoridades. Casi como un Sujeto popular pero a menor escala.
Esto puede desembocar en dos cosas. O esa demanda es satisfecha, y con esto se atenúa -por el momento- el conflicto. Ó esto se pone peor.
Una moneda para sociales porfavor!


No hay comentarios: