domingo, 28 de septiembre de 2008

Un día Morenista.



Mi amigo el Cello me comenta que en Disco tienen a nueve pesos el kilo de asado. No se entiende como en este supermercado tengan tan barata la carne -me dice.
Richard, esto es la política de Moreno! - exclama como iluminado. Parece -continúa el Cello- que Moreno arregló con este supermercado, que les deja exportar carne si venden localmente cortes que no pueden exportar -como el asado- a precios fijados.
En un momento de tanta incertidumbre, no aprovechar los precios de Moreno puede ser error privativo. Privativo en el sentido de que nadie -bajo las condiciones de incertidumbre internacionales, la crisis financiera mundial, la sequía que está viviendo el campo este año, etc.- me asegura que el año que viene todavía voy a poder comer un asado.

Entonces- le dije al Cello-  el primer día lindo de primavera hacemos un asado en la parrilla que está en la terraza de casa. 
A finales de esta semana parecía disiparse el fresco y ya el jueves habíamos quedado este fin de semana hacemos un asado.
El sábado hacía un día espléndido, lo que se diría, "un día peronista" y gracias a Moreno había asado a nueve pesos el kilo, esto es un "día morenista".
Esa tarde y hasta que haya asado acuñamos una nueva expresión. "Un día morenista". Esto es un día con cielo despejado y asadito es un día morenista.


No hay comentarios: