lunes, 16 de febrero de 2009

Grandes Personajes de la Ficción: Bobby Goren


Consideramos grandes personajes de la ficción aquellos sujetos que logran anudar discursos de manera que permiten establecer una identidad, como la experiencia subjetiva de la existencia en un plano de lo real. Esta es una distinción -que los grandes personajes de la ficción desafían- entre lo real y la realidad. En este sentido, los personajes de la ficción crean realidad, pero no existen en lo real. Para este caso, el detective Robert -Bobby- Goren del "Mayor Case Squad" de la Policía de Nueva York (NWPD), como personaje ficcional ha logrado forjar, -junto a la serie de origen de este y otros Spinn-offs, como Law & Order- una forma de imaginarnos el funcionamiento, a nivel de la burocracia, de la la ley y el orden; a al menos una visión localizada temporal espacialemente, de la realidad de los detectives en Nueva York durante los últimos 15 años. Aquí la realidad necesita de la ficción para poder dar cuenta de su propia realidad (real). Justamente no nos podemos figurar lo real de la vida de los detectives de otra manera que por la ficción. Está claro en ese sentido también de que Robert Goren no puede existir en lo real. Justamente esto, - que un personaje que anuda de forma tan singular los discursos de la burocracia, de la clínica (con todo su despliegue de saber psicopatológico), entre otros- lo hace tan real, en un sentido de la realidad, que es una persona que tiene conflictos internos, familiares, con sus compañeros de trabajo y que justamente lo que hace tan traumática su relación con su entorno es lo que lo mantiene tan estrechamente unido. Tranquilamente podemos pensar que la otra alternativa de Goren es la esquizofrenia. O redactado de forma positiva, Robert Goren es un detective que atrapa sociopatas que cometen crimenes planeados. Eso es lo que hace tan funcional su condición psíquica a su trabajo. Goren se dedica en su trabajo a encontrar tramas detrás de un crimen. En este sentido este personaje introduce un elemento de thriller psicológico al jugar el papel de intruso en los planes de los criminales.
El detective Bobby Goren posee una intución fundamentada en su insight psicológico. La historia personal, sus antecedentes sirviendo en el ejército en Alemania en 1987 y algunas alusiones nos hacen sospechar que allí se cultivó en la psicología. En este sentido Robert Goren articula un elemento científico al género policial. La particularidad del elemento científico que aporta Robert Goren no es un típico contenido forense norteamericano, sino más bien de un discurso marginal para esa cultura, como lo es la psicología. Desde este razonamiento Goren puede predecir reacciones específicas a estímulos que él provoca para desmoronar al criminal y hacerlo confesar.
Porque esa es la genialidad de Goren, quebrarlos mostrándoles, poniendo al descubierto -creando una herida narcisita- el comportamiento así como el principio patológico que los indujo al crimen.
Las implicancias de este personaje son múltiples como sus relaciones con otros personajes como su compañera Alex Eams, sus dos capitanes Capt. James Deakins y Capt. Daniel Ross, el fiscal del distrito Ron Carver y por sobre todo su hermano y su madre.
Justamente la madre juega el papel de poin-de capiton que provee el punto donde se ancla, afirma el personaje de Robert Goren, pero para sí mismo, como una persona que no está loca como su madre y más tarde su hermano. "Loca", claro, no es una palabra que utilizaría Goren para describir a su madre, pero queda claro que esta es la amenaza latente que persigue a Bobby manteniéndolo a filo con la realidad, la realidad del personaje, el detective Robert Goren.
Estas tensiones son las que hacen de este personaje un gran personaje de la Ficción.

No hay comentarios: