viernes, 18 de septiembre de 2009

Por la libertad de difusión de obras filosóficas por Internet: El caso Potel

Caso Potel: Dictan procesamiento y embargo patrimonial al autor de Derrida y Heudegger en Castellano

Uno se pregunta que diría si viviera Derrida al ver este fallo de la justicia argentina por el cual procesan criminalmente a Horacio Potel difusor de su obra por Internet.
Si nos pusieramos a deconstruir esta situación nos daríamos que hay mucho más en juego que una cuestión delictiva sino que la libertad de hacer circular por internet ideas y no cualquier idea sino que las obras filosóficas fundamentales del siglo XX.
Aquí la discusión trasciende por mucho la cuestión de la propiedad privada o intelectual centrándose en derechos personalísimos como el derecho a pensar. Resulta que nada más ni nada menos que Heiddegger entre otras cosas es un filósofo que habla sobre Pensar.
Justamente, es necesario pensar solo un poquito para entender la diferencia entre libro y texto.


El juez Pablo Raúl Ormaechea, subrogante del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 37 resolvió el procesamiento del profesor de Filosofía Horacio Potel en la causa por presunta violación de la ley 11723 de propiedad intelectual. Dispuso además, un embargo patrimonial de 40000 pesos.
Potel está acusado de infringir la ley de propiedad intelectual por la publicación de textos del francés Jacques Derrida y el alemán Martin Heidegger en los sitios www.jacquesderrida.com.ar y www.heideggeriana.com.ar . La causa fue impulsada por la Embajada de Francia en Argentina, representando los intereses de la empresa gala Les editions de Minuit y la denuncia del apoderado de la Cámara Argentina del Libro, en Septiembre de 2007.

La fundamentación del auto de procesamiento, de ocho carillas, da por probado “con el grado de provisoriedad requerido para esta etapa procesal (…) el dolo requerido para la comisión del delito”. Los factores citados por el magistrado muestran varias imprecisiones y exhiben una curiosa ignorancia en temas vinculados con Internet y las nuevas tecnologías de información. Un ejemplo de ello es la asunción de que la mera existencia de un archivo en formato PDF (Portable File Document) implica necesariamente (y por lo tanto, prueba) que el acusado ha escaneado previamente los textos. Agrega al respecto que la autoría de Potel de semejante hazaña queda probada toda vez que en el menú “Propiedades” de uno de los archivos revisados en la instrucción, el profesor figura como “autor”.

Al disponer la medida cautelar de embargo, incluye en las “pautas mesurativas”: “estimando el pago de las costas del proceso, que incluyen la tasa de justicia (…) de $69.67, los honorarios profesionales y los demás gastos que se hubieran originado por la tramitación de la causa”. Sin detallar en qué consisten los “demás gastos” aludidos, el magistrado estima las costas en $40.000 (unos diez mil dólares).
Finalmente, no se dicta la prisión preventiva para el profesor Potel por que “la penalidad de la conducta imputada autoriza su libertad durante el proceso”.

Mientras la defensa de Potel prepara la apelación, la noticia se difundió rápidamente en la Red, generando un nuevo aluvión de respuestas solidarias y protestas airadas de miles de usuarios.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Quisiera saber quien ha sido la persona responsable de redactar el post anterior, ya que ha resultado de enorme interes para m

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

James dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
James dijo...

There are a lot or travelers but almost all of them have the same problem and that is they don't have any place to stay where they are traveling, here's the best place for you to stay when you travel to Argentina.


Hostels in San Ignacio