lunes, 29 de junio de 2009

El triunfo electoral de Pino Solanas: Una gran oportunidad en la ciudad

Existe un espacio "estructural" para cierta izquierda moderada y aquello que se denomina bajo el rótulo de "progresismo". Se han beneficiado de él gente como Zamora y en algún momento hasta el mismo Ibarra. Este espacio de centro izquierda, en parte alimentado por el mismo Kirchner y quienes deliberadamente querían enviar un mensaje de desaprobación al gobierno porteño de Macri, concentró un caudal electoral que posicionan a proyecto Sur como una verdadera fuerza política en la ciudad de Buenos Aires.
Cuando decimos que este espacio es "estructural" queremos decir que no le pertenece a ningún candidato o partido, y que está en una posición fija de la que se pueden beneficiar aquellos que logran encontrar esa sintonía en el discurso. Esto significa que los votos de Pino le pertenecen a esa posición "estructural" más que al mismo Pino.
Esto significa que Pino Solanas podrá mantener este caudal electoral siempre y cuando mantenga esta posición y nadie más se la dispute. Esto le da una gran oportunidad a Pino Solanas y el proyecto Sur para consolidar posiciones y ganar espacio político.
En parte, el retroceso del kirchnerismo, puede llegar a brindarle cierto caudal electoral y hasta apoyo político. Por su lado, Macri al mismo tiempo que consolida su poder comenzará de a poco a generar cierta resistencia -por aquellas promesas de gestión que vemos que en la ciudad cada vez están más lejos de cumplirse- que puede convertirse en votos a movimientos como el de Pino.
Ahora lo que debe hacer Pino para lograr esto es mostrar que puede llevar un frente coherente al Congreso y mantener allí un discurso acorde a las promesas realizadas. Por otro lado deberá intentar recuperar el electorado judío que le valió sus declaraciones (y la habilidad de una campaña sucia en internet) sobre la cuestión Palestina.
Si Pino logra mantener su posición tiene la posibilida de convertirse en una verdadera fuerza política con posibilidad de disputar el gobierno de la Ciudad.
Estamos esperando ese momento.

Todo lo que se podía hacer mal se hizo mal: La derrota electoral de Kirchner

Todo lo que Nestor Kirchner podía hacer mal en estas elecciones lo hizo. El resultado está a plena vista y ahora los Kirchner tienen que enfrentar las consecuencias y pagar el precio de esta derrota. Es impresionante ver como Kirchner no pudo ganar las elecciones con todo lo que se hizo y la gigantesca campaña que no paró de difundir estos logros. En algún sentido el Kirchnerismo pagó un precio -en todo sentido- muy alto por cada diputado. Pero esta campaña no podía contar con el mismo Kirchner quien fue construyendo un tipo de hegemonía en la que no exite espacio para el discenso que lo rodeó de obsecuentes que no se atrevieron a preveer esta derrota.
En esta elección el mismo peronismo reconoció que la mesa chica del kirchnerismo era demasiado chica.
Los Kirchner están tan acostumbrados a manipular los números que los cálculos de los resultados electorales los habían convencido que al igual que con la inflación podían llegar a imponer esa realidad.
Es muy trsite ver como el kirchnerismo agota su mismo proyecto conformando un frente que asegura desandar el camino de los últimos años. En este sentido tenemos que reconocer todo lo que brindó el modelo del kirchnerismo, en especial para las clases populares representadas en los movimientos sociales.
Hay gente que se molesta al escuchar la expresión "Derechos Humanos" y en parte se debe al sentido que han intentado darle los Kirchner. Esta sutura en torno a este término generó una reacción peligrosa a los "Derechos Humanos". Esto tal vez sea lo más triste y la peor consecuencia del conflicto generado por los Kirchner.
El resultado -tal vez- hubiera sido diferente si Kirchner no hubiera hecho mal todo lo que podía haber hecho bien.

El discurso político incompleto: El pro en su encrucijada como discurso del poder

La vitoria de la Unión Pro en la provincia y la cuidad de Buenos Aires presenta la asunción de una nueva forma de enunciación política. Este nuevo discurso política se muestra como un discurso no adversativo, que no tendría un contra-destinatario, un enemigo y no polémico. En otras palabras un discurso que carece de atributos políticos. Algo así como una despolitización del discurso político.
En el discurso pronunciado por Mauricio Macri y Francisco De Narvaez anoche en Costa Salguero se pudo apreciar de este dispositivo con el que lograron velar el elemento adversativo de su discurso. En este sentido, el discurso de Macri y De Narvaez es político, porque a pesar de sus modulaciones connciliatorias, hay un claro adversario. Este discurso tiene un claro contra-destinatario. "La vieja política", "la mala política", "el maltrato", "los que no escuchan", son formas alusivas de quienes cuando se los menciona en forma directa son aquellos a quienes buscan ayudar. En otras palabras, el discurso político del pro ha solapado su desprecio por los Kirchner en la ilusión (pro)positiva. Como si el pro tuviera otra propuesta que disputar la hegemonía que establecieron los Kirchner.
Esta forma de este discurso solo puede ser transitoria y eventualmente necesitará una definición. Por otro lado la victoria electoral ubica este discurso en un lugar de poder. Éste siempre fue un discurso del poder ecónimica y ahora también lo es del poder político. La posición de poder siempre genera resistencia y polarización.
Este nuevo lugar desde donde el pro enuncia comenzará a delinear un contrincante que asuma de manera manifiesta su contrincante político.

jueves, 4 de junio de 2009

Jennifer Batten - Una Virtuosa de la guitarra y un testimonio de Vida

Jennifer Batten es una guitarrista virtuosa que combina Funk, Rock y Pop. Tocó para la gira de Michael Jackson y Jeff Beck. En este video Batten cuenta su historia.