domingo, 4 de agosto de 2013

Sextremismo: El feminismo radical de Femen


Femen es una organización feminista radical originada en Ukrania que busca convertirse en un moviento global que se caracteriza por sus manifestaciones en las que en actos públicos intervienen mostrándose desnudas.
El sextremismo utiliza el cuerpo de la mujer -aquel mismo objeto de deseo y domino masculino- como herramienta de protesta poniendolo en el centro de la escena en los ámbitos en los que se toman desiciones sobre él.
Femen protesta contra el turismo sexual, instituciones religiosas, el negocio de la "venta de esposas" y otras formas de opresión masculina. Esta organización lucha contra el patriactado en todas sus formas.
Este movimiento integrado principalmente por mujeres dentro de sus 20 años y promueven una femenidad amazónica, fuerte y combativa.
Desde el 2008 han intervenido en distintos actos públicos, políticos y religiosos, en Ukrania, Rusia y la UE. Las intervenciones de Femen, en la que sus activistas protestan desnudas, han captado la antención de los medios y trascendido expandiendo su red por Europa y medio oriente.

Protesta de Femene en Varsovia, Polonia, 6/12



 Esta organización es criticada tanto por el stablishment como por movimientos feministas que cuestionan la táctica de mostrar sus cuerpos. No se puede dejar de ignorar la especificidad de las condiciones en las que se origina este movimiento, en un país sin tradición feminista, con tradición religiosa que legitima el patriarcado arcaicamente, turismo sexual y agencias que arreglan matrimonios internacionales (una forma "blanda" de trata de personas). Más allá de todas las críticas este movimiento ha demostrado ser efectivo en llamar la atención sobre cuestiones que afecta las mujeres de Ukrania y buena parte de la región (Europa del este y el cercano oriente). El gran desafío que enfrenta este movimiento es articular políticamente su activismo y poder afectar instutucionalmente las estructuras del Estado. Por sus características Femen desarrolla su lucha como una cruzada cultural de darle poder a las mujeres. Apelar a la mujer como algo bello pero aún así combativo.

No hay comentarios: