jueves, 10 de abril de 2014

Snowpiercer: Una historia biopolítica apocalíptica

La película Snowpiercer es una producción de Korea del sur que está filmada en un 80% en inglés con estrellas de cine inglesas y norteamericanas. Es una película de ciencia ficción que parece una producción de Hollywood por su calidad, pero posee una singularidad estética y de manera de presentar aspectos muy violentos de la vida en comunidad. Podemos pensar esta película como una metáfora, una utopía [utopos: sin lugar] de lo que es la vida en nuestras comunidades o simplemente poblaciones en un orden biopolítico. Antes de avanzar en cualquier análisis cabe mencionar lo buena que es esta película y la crudeza con la que muestra situaciones crueles de la vida en "comunidad". Una película con mucha acción y drama en un situación de confinamiento en la que encontraremos todas las miserias y horrores de la humanidad. Un thriller que no dejará de sorprender al espectador con un secuencia que se desenlaza en lo inesperado. Una producción impecable. Una textura y capacidad de transmitir un aspecto táctil de la experiencia que atrapa al espectador. Una gran película que en una trama banal logra abordar una cuestión actual sobre la vida en nuestras sociedades del control, cada vez más segmentadas y estratificadas. Como en los vagones de los trenes la biopolítica segmenta y estratifica la vida. Esta película Snowpiercer logra plantear como una ficción, como un relato, la cruda realidad de la vida en un régimen de biopoder. Una película que podría ser clasificada en la categoría de "cine político" por su claro planteo crítico sobre el orden y la autoridad. Una película que nos puede servir para pensar en términos biopolíticos el devenir de nuestra existencia como especie en peligro en nuestro planeta y que en una forma colectiva de supervivencia funciona sobre la base de estratificación, marginación y exclusión enorme contravalanceado con un lujo y privilegio para una minoría. Una película que en una ficción nos permite experimentar algo de nuestra realidad que conecta la imagen desde un afecto. Dirigida por y Bong Joon-ho, y protagonizado ṕor Chris Evans junto a Jamie Bell (Billy Elliot) y Ed Harris, junto a estrellas Koreanas como Kang-ho Song y Go Ah-sung.

No hay comentarios: