lunes, 9 de junio de 2014

-¿Que decir de Frank Uderwood? House of Cards y una nueva mirada cínica de la política

House of cards es uno de los sucesos televisivos del año 2014. Esta serie producida por
Netflix el año pasado ha generado una gran controversia por su contenido y presentado una nueva manera de producir y distribuir programas para otros medios que no sean la TV.
Frank Underwood es un personaje que opaca al Dr. Gregory House en su cinismo y falta de escrúpulos. La trama política de House of cards pone al desnudo el trabajo del poder desplegado en Washington DC, sus lógicas, exigencias, secretos y traiciones.
House of cards muestra al desnudo lo que puede generar la ambición de poder, sus intrincadas tramas, alianzas y enfrentamientos.
El elemento polémico de esta serie de TV se encuentra en la mirada que ofrece de la política. Lejos de cualquier mirada altruista de la política como entrega, sacrificio, House of cards, muestra -como en la genealogía de Foucault- las relaciones de fuerza que despliega el poder. Siguiendo con esta referencia, House of cards muestra como es que los ganadores consiguen escribir su historia.
La serie se estrenó en 2013 y ya estranó en línea toda la segunda temporada. House of cards es protagonizada por Kevin Space y Robin Wright que interepretan la pareja de Frank y Carrie Underwood, el congresista y su esposa. Una dupla que genera un interacción que pone en juego constantemente la lealtad y el utilitarismo.
Una serie de televisión sobre "realpolitik", el aspecto más concreto como material de la política: el poder.
Cualquier persona con un conocimiento minino del sistema político norteamericano no podrá menos que quedar atrapado por este thriller político que posee todos los elementos de una producción televisiva de primerísima calidad.
Frank Underwood, es -como diría Nietzsche- un hombre "más allá del bien y del mal" y que su astucia reside en no tener ningún tipo de moral.
Hay que felicitar estas iniciativas que toman el riesgo de mostrar el aspecto más oscura de la política.

No hay comentarios: