jueves, 23 de octubre de 2014

Series de televisión sobre la ciencia moderna

Tal vez inspirados en el éxito de la serie Mad Men los estudios salieron a producir sus propias versiones de series de época que funcionaran (por decirlo de alguna manera) como genealogías del presente. Esto es series de época que trataran temas polémicos que no se podrían abordar en la actualidad por lo comprometidos que estamos con el fenómeno mientras que desde un pasado cercano, pero lo sufuciente distante, para tratar cuestiones como el racismo, el sexismo, discriminación y otras cosas que nos parecen hoy inaceptables, pero que tienen sus causas y raices en esas épocas históricas.
En esa corriente de series históricas -de época- y testimoniales sobre acontecimientos del siglo XX podemos encontrar tres series que abordan la cuestión de la ciencia.
Esas tres series son, Masters of Sex, Manhattan y The Knick. Con temas y abordajes diversos, así como estilos de producción diferentes, estas series, a partir de hechos historicos verdaderos que tienen como protagonista un acontecimiento científico, estas  series nos permiten interrogarnos sobre el recorrido que hemos realizado y las lecciones que hemos o no aprendido respecto del conocimiento.

Masters of Sex, producida por Showtime relata la historia del informe de Masters y Johnson, dos científicos dedicados a investigar la sexualidad en los años 50. Una producción cinematográfica protagonizada por Michael Sheen (interpretando a Masters), Lizzy Caplan (interpretando a Johnson), que logra recrear la atmósfera represiva de los años 50 contextualizando la proeza de arriesgarse a abordar estos temas aún polémicos.
La problemática intenta mostrar cuanto se ignora aún sobre la sexualidad humana y la gran resistencia de las instituciones como del público en general a enfrentar estas cuestiones.
Desde el punto de vista cinematográfico puede tener muchos momentos conyugales. Es en alguna manera la historia de una pareja. En este sentido la mirada del sexo es principalmente sobre el sexo heterosexual y marital, algo accesible al gran público. Además del polémico contenido sexual la serie aborda cuestiones de metodología científica que nos permiten cuestionarnos sobre las condiciones del saber sobre campos como el de la sexualidad.
Una gran muestra cinematográfica sobre la labor científica.

Manhattan es una intento por introducir elementos de Braking Bad en una historia basada en un hecho verídico, la creación de la bomba atómica. Manhattan está situada en el proyecto secreto desarrollado por los Estados Unidos en 1943 durante la guerra para producir la bomba atómica. Esta serie está protagonizada por científicos ambiciosos y despiadados, dispuestos a todo para alcanzar uno de lo más importantes logros científicos del siglo y además ganar la guerra. Manhattan tiene un atractivo extra a la cuestión histórica al poner al descubierto los circuitos y estructuras subyacentes en las instituciones y campos académicos y plantear una trama de un hombre como Walter White dispuesto a todo para lograr su objetivo.
John Benjamin Hickey interpreta al Dr. Frank Winter encargado a uno de los equipos del proyecto Manhattan. Un hombre que conoce los horrores de la guerra y está dispuesto a todo para ponerle fin.

The Knick es una super-producción de HBO dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Clive Owen. Una gran apuesta por una serie muy oscura y escabrosa ambientada en 1900 y presentando, aunque focalizado en la medicina, un espectro muy ámplio de los impactos de la nueva vida moderna. Una serie que tiene como principio una gran fé en el progreso científico del saber y la tecnología. Un momento de alta racionalización de los procesos sociales como la medicina que resiste en los placeres la forma estructuradora de la burocracia. Una producción de una calidad impecable. Escenas sumamente gráficas que logran transmitir la crueldad de muchos procedimientos médicos de comienzos de siglo XX, un momento de grandes descubrimientos en este campo. Aunque centado en el tema médico, en el hospital knickerbocker -The Knick en su versión diminutiva- realiza una crítica a la sociedad aristocrática de Nueva York de comienzos del siglo XX y el racismo.
Como el Dr. House, el protagonista de The Knick, el Dr. John W. Thackery también es adicto a las drogas, a la cocaína que se administra de manera intravenosa.
Una historia con muchos momentos sórdidos que muestran los duros comienzos de nuestra modernidad.
Sin duda una de las mejores producciones televisivas del año que promete tener continuidad.

The Knick, Manhattan y Masters of sex son series de televisión sobre temas interesantes y problemáticas complejas. En este caso tienen en común la ciencia y el conocimiento como problemática.
Televisión para pensar y entretenerse

No hay comentarios: