lunes, 16 de marzo de 2015

Redes sociales, política y la saturación de la información


Redes sociales, política y la saturación de la información

Por: Diego Sadrinas

Si tenemos que definir en pocas palabras los primeros 15 años del siglo XXI creo que: globalización, redes sociales, medios de comunicación, información e hiperconectividad son algunas palabras imprescindibles. Donde más se ponen de manifiesto es ante hechos de impacto internacional que, digamos hace 40 años, eran trascendentes pero no llegaba la información del suceso al instante a todos los rincones del mundo.
Este nuevo mundo conlleva una paradoja en algún punto ya que por un lado tenemos acceso a imágenes e información del lo que sucede en cualquier país pero al misma tiempo la información a la que se accede es tanta y tan diversa lo cual requiere, atención de parte de la persona que desea informarse y tomar una postura ante un hecho determinado. La información está atravesada por intereses de poder sumamente diversos (político – financiero – especulativo - etc.) de los más recónditos rincones del mundo; intereses de poder de personas o mejor dicho de grandes corporaciones a las que en su gran mayoría uno no conoce sus caras. Un ejemplo interesante es el caso de la muerte en su domicilio del fiscal del caso AMIA, el señor Alberto Nisman. Ha pasado poco mas de un mes de su muerte y la cantidad de marchas y contramarchas que tuvo la información del caso no pueden más que contribuir a la confusión del ciudadano y sobre todo a reforzar prejuicios y posiciones que las personas tenían con anterioridad a la muerte de Nisman.
Es por esto que es imprescindible lectores atentos y perspicaces al momento de informarse. Es imprescindible un esfuerzo por parte de las personas ya que, en este mundo neo colonialista al que ahora llaman globalizado, si no se hace este esfuerzo, los ciudadanos del mundo estaremos siendo pensados en vez de pensar por nosotros mismos y esto es muy importante evitarlo ya que hay un nuevo orden geopolítico en marcha; las potencias nuevamente están en disputa (caso Crimea – Avance de Rusia y de China – conflictos vinculados al terrorismo entre otros) y requiere de una lucha muy fuerte en el campo de las ideas como también de un compromiso ciudadano en defender una posición, la que sea pero que necesariamente sea consecuencia de una decisión propia de la persona y no que sea consecuencia de una colonización del sentido común.
Es por eso que las diversas nuevas herramientas con las que se cuenta, tales como las redes sociales, la posibilidad de un acceso casi permanente a internet, la abundancia de medios de comunicación, deben ser capitalizadas por los ciudadanos del mundo; utilizadas en su provecho conscientemente ya que de lo contrario estarán operando como dispositivos de control de la confusión y hoy por hoy no debe haber lugar para esto ya que personas confundidas son personas dominadas y son personas que son pensadas todo lo cual debe evitarse si se quiere construir un mundo en el que haya mayor justicia y libertad.

No hay comentarios: