jueves, 26 de marzo de 2015

Curiosity Killed The Cat - Down To Earth

Curiosity Killed The Cat - Down To Earth

En un homenaje a la nostalgia de un tiempo donde se trataba más sobre la música que sobre el maquillaje, la ropa y los escándalos.

lunes, 16 de marzo de 2015

Redes sociales, política y la saturación de la información


Redes sociales, política y la saturación de la información

Por: Diego Sadrinas

Si tenemos que definir en pocas palabras los primeros 15 años del siglo XXI creo que: globalización, redes sociales, medios de comunicación, información e hiperconectividad son algunas palabras imprescindibles. Donde más se ponen de manifiesto es ante hechos de impacto internacional que, digamos hace 40 años, eran trascendentes pero no llegaba la información del suceso al instante a todos los rincones del mundo.
Este nuevo mundo conlleva una paradoja en algún punto ya que por un lado tenemos acceso a imágenes e información del lo que sucede en cualquier país pero al misma tiempo la información a la que se accede es tanta y tan diversa lo cual requiere, atención de parte de la persona que desea informarse y tomar una postura ante un hecho determinado. La información está atravesada por intereses de poder sumamente diversos (político – financiero – especulativo - etc.) de los más recónditos rincones del mundo; intereses de poder de personas o mejor dicho de grandes corporaciones a las que en su gran mayoría uno no conoce sus caras. Un ejemplo interesante es el caso de la muerte en su domicilio del fiscal del caso AMIA, el señor Alberto Nisman. Ha pasado poco mas de un mes de su muerte y la cantidad de marchas y contramarchas que tuvo la información del caso no pueden más que contribuir a la confusión del ciudadano y sobre todo a reforzar prejuicios y posiciones que las personas tenían con anterioridad a la muerte de Nisman.
Es por esto que es imprescindible lectores atentos y perspicaces al momento de informarse. Es imprescindible un esfuerzo por parte de las personas ya que, en este mundo neo colonialista al que ahora llaman globalizado, si no se hace este esfuerzo, los ciudadanos del mundo estaremos siendo pensados en vez de pensar por nosotros mismos y esto es muy importante evitarlo ya que hay un nuevo orden geopolítico en marcha; las potencias nuevamente están en disputa (caso Crimea – Avance de Rusia y de China – conflictos vinculados al terrorismo entre otros) y requiere de una lucha muy fuerte en el campo de las ideas como también de un compromiso ciudadano en defender una posición, la que sea pero que necesariamente sea consecuencia de una decisión propia de la persona y no que sea consecuencia de una colonización del sentido común.
Es por eso que las diversas nuevas herramientas con las que se cuenta, tales como las redes sociales, la posibilidad de un acceso casi permanente a internet, la abundancia de medios de comunicación, deben ser capitalizadas por los ciudadanos del mundo; utilizadas en su provecho conscientemente ya que de lo contrario estarán operando como dispositivos de control de la confusión y hoy por hoy no debe haber lugar para esto ya que personas confundidas son personas dominadas y son personas que son pensadas todo lo cual debe evitarse si se quiere construir un mundo en el que haya mayor justicia y libertad.

Caso Nisman: Una muerte y múltiples interrogantes

Caso Nisman: Una muerte y múltiples interrogantes

Por: Diego Sadrinas
 
Paso una semana y hubo mucha información respecto de la muerte del fiscal que investigaba el caso de la AMIA, sin embargo sigue reinando la incertidumbre y la confusión. ¿Fue un suicidio?, el cual pudo haber sido inducido; ¿Hubo un tercero dentro de su casa el cual lo asesino? Muchas hipótesis y hasta ahora ninguna ha podido ser sido corroborada. Por el momento sabemos que el fiscal apareció muerto en el baño de su departamento, como consecuencia de un disparo cerca de la sien. El arma fue acercada por un colaborador en la causa, que se llama, Diego Lagomarsino y además sabemos que las puertas de su departamento en Puerto Madero estaban cerradas.
            La muerte del fiscal sin lugar a dudas representa un caso complejo y como tal requiere un análisis que intenten evitar simplificaciones para explicar el famoso “que”, “como” y “porque” de estos casos. Es por eso que explicaciones tales como que el gobierno dio la orden de matarlo porque no quería que presentara sus denuncias contra la presidenta, hablando en el congreso o que grandes grupos económicos  estuvieran directamente vinculados en la organización del asesinato para perjudicar al gobierno no tienen demasiado sentido.
No obstante, es innegable que esto cambió el mapa político tanto para el oficialismo como para la oposición y que la muerte de Nisman puso al descubierto una interna muy fuerte entre el gobierno y la secretaría de inteligencia (Ex SIDE).
  Es por eso fundamental no dejarse llevar por las actualizaciones apresuradas que se dan a cada hora en los noticieros e intentar informarse bien y sobre todo ir esperando las informaciones otorgadas por la justicia, la cual es la única información valedera y sobre todo es la justicia la que deberá intentar esclarecer el caso y llegar a la verdad ya que de lo contrario lo único que tendremos serán múltiples interpretaciones las cuales no harán más que confirmar posiciones políticas que eran anteriores a la muerte del Fiscal de la Causa AMIA.
Por todo esto se torna fundamental para este caso recuperar la virtud de la Prudencia para todo lo vinculado directamente con la muerte del fiscal como para todo aquello que “sobrevuela” y lo rodea indirectamente.
Otra cuestión importante en torno a la muerte del fiscal es la idea de suicidio inducido postulado por la mayoría de medios de comunicación y de analistas del caso. Hablar de suicidio “inducido” carece de todo sentido y genera una confusión al momento de analizar. Ya que de esta idea se desprende que pueden existir suicidios que no seas inducidos por nada ni por nadie y aquí radica el problema central ya que todo suicidio es inducido por algo; tal como postula Emile Durkheim “El suicidio es ante todo un hecho social y sus causas son antes sociales que individuales o netamente psicológicas”.
Con lo cual la aclaración de que la muerte de Nisman pudo haber sido inducida  solo genera confusión. Todo suicidio se debe a un problema, conflicto o presión de la persona (que se quita la vida) con la parte del mundo que lo rodea o que interactúa. Por eso es muy importante reflexionar y tener en claro que todo suicidio es un hecho profundamente colectivo o de una incidencia colectiva con lo cual si hay algo que puede afirmarse es que el fiscal Nisman, si efectivamente se suicido, necesariamente fue inducido por angustias, temores o conflictos netamente sociales.
En tal sentido las causas del suicidio del fiscal deben buscarse en el complejo entramado social que configura la situación política de nuestro país y descubrir el papel que jugaron los protagonistas de este episodio. Eso es preguntarse como enfrenta una sociedad sus problemas o desafíos como es el de esclarecer un crimen tan horroroso como el atentado de la AMIA.
La respuesta está a plena vista: El suicidio. Una entrega “altruista” del sujeto” (podría decir Durkheim) frente a una realidad que no puede cambiar. Eso nos deja mucho más que las especulaciones: un hecho social que pone al descubierto la anomia de la sociedad argentina