jueves, 21 de enero de 2016

Intelectuales para tener en cuenta en 2016

¿Que nos deja el 2015? ¿Cuales son los horizontes del pensamiento en esta primera quincena del siglo XXI? Como en esas fantasías de ciencia donde se pensaba que en el futuro seríamos una raza de sabios y genios, sin embargo, como nuestra tecnología, en la que seguimos conduciendo automóviles a petróleo, el pensamiento contemporáneo se mantiene en un mundo bastante parejo. Sin embargo siguen apareciendo luminarias del pensamiento que replantean la forma de ver nuestro tiempo. Aquí alguno de los pensadores más prominentes del siglo XXI.

#1: Byung-Chul Han - El nuevo Zizek! Han es la nueva sensación de la filosofía contemporánea, y no por nada. Su editor, un genio, que supo publicar algo que se podría considerar "un libro" en casi media docena de pequeños volúmenes que giran en torno a la mism-a tesis de Han sobre el exceso de positividad de los tiempos que vivimos. Un Coreano que se doctoró en filosofía en Alemania, sin duda combina sus perspectivas sobre occidente. Una critica a la biopolítica, al modelo inmunitario de Espósito, a la vita activa de Arendt, el trabajo de Han anuncia una nueva serie de enfermedades provocadas por la violencia neuronal, cansancio y transparencia de nuestra vidas cotidianas.
Byung-Chul Han es sin duda una de las  nuevas mentes brillantes de nuestro tiempo.

#2. Kenneth Goldsmith - Un nuevo faro de la vanguardia literaria contemporánea. Padre de un nuevo movimiento de "escritura no creativa". "Con todo lo que hay escrito para que seguir escribiendo". Ese sería el principio de Goldsmith. Una cultura del "copy-paste", un nuevo proyecto de escritura capitalizando todo el capital literario existente. Kenneth Goldsmith puede considerarse un terrorista literario o un genio artístico. Sin duda plantea un gesto de desconstrucción que pone al desnudo la escritura como ejercicio de una práctica estética. Estamos atravesados por textos. Un monitor de cajero automático con una advertencia de error de Windows. El dispositivo de la escritura queda al desnudo en esta mirada sobre el texto. Una invitación, como en el cuento de Borges, a ser Pierre Menard, autor del Quijote.

#3. Michel Houellebecq - Los reaccionarios son los nuevos revolucionarios. La voz impolíticamente correcta de la honesta conciencia de la sociedad francesa "blanca"cuestiona la herencia de los valores occidentales de la revolución francesa en una Europa "invadida" por el Islam. Su reciente novela "Sumisión" plantea una mirada profética sobre el futuro de la cultura francesa tras los atentados de Paris en 2015. Un escritor que ya es una referencia intelectual, su obra literaria plantea las problemáticas del ""choque de civilizaciones" que se está viviendo en Europa.

#4. Eric Jarosinski. El autor del reciente "Nein Manifesto" referente del "utopismo negativo" plantea no solo una nueva modalidad de escritura fragmentaria, tipo mosaicos, regida por aforismos, de acuerdo a un espíritu de época de lo inmediato. Este pensamiento se basa en la filosofía, la literatura y crítica alemana moderna. Un tributo a la escuela de Franfurt y en ejercicio renovado de la "dialéctica negativa". Jarosinski plantea un pesimismo capaz de elevar la "moral" de cualquiera en estos tiempos de cinismo generalizado.

#5. Henri Meschonnic - Tal vez uno de los últimos estandartes del pensamiento francés de la "vieja escuela". Un crítico, un filósofo de la lengua, que dentro de cierta tradición intelectual plantean un campo abierto entre géneros discursivos. Entre la crítica literaria, ensayo poético, y reflexión filosófica, su último trabajo despliega el pensamiento de Spinoza como ejercicio de deconstrucción del lenguaje. Un pensador que desde una perspectiva muy particular mantiene una lectura muy contemporánea de la mano de los últimos grandes genios y promesas de la libertad emancipatoria.

Mensión de Honor:
Gilbert Simondon - Aunque Simondon lleva años muerto  ha tenido en el 2015 un "gran revival". Ha surgido como una novedad creando un nuevo culturo que aparece como el eslabón perdido entre el pensamiento de Merlau-Ponty y Gilles Deleuze y Michel Foucault. La reciente publicación de la corta pero profunda obra de Simondon. Un pensamiento que articula la filosofía del "eterno retorno" con la tecnología, de la vida y la máquina, la técnica y la individualización. Sin duda un genio que logra marcar el nuevo rumbo de la filosofía influenciada por la tecnología.

No hay comentarios: