domingo, 17 de abril de 2016

Spoiler

Generalmente recomiendo series de televisión que considero que tiene más que simple valor de entretenimiento pero nadie las ve. Por esa razón en esta ocasión no voy recomendar sino contar el desenlace de las series de televisión que están dando o eventualmente van a estrenar. Porsupuesto no pienso arruinarles las series destinadas al olvido (o sí) sino aquellas que aparentemente tendrán éxito y serán un suceso, al menos para mi humilde opinión. Pero más importante que revelar los desenlaces de las series que no vieron la intención es al menos presentar una selección de lo mejor de la producción televisiva reciente.

Estrenos del 2016

Vinyl

Una especia de Breaking Bad pero de la industria musical. Si las cosas empezaron bien para Richie Finestra terminan mal. Muy mal. Si al final de cada capítulo crees que el tipo está mal, sabé que va a terminar peor. Ambientada en la escena de los años 70 en New York, esta serie logra enmarcar su trama en ese contexto histórico mostrándonos bandas como Led Zeppeling, New York Dolls, David Bowie (por mencionar algunas), en la ficción de su historia. Producida por Martin Scorsese y Mick Jagger. Eso, si no dice todo, dice bastante. Rock'n'Roll del genuino y gangsters de New York. Una combinación excitante que brinda buenos resultados. 
El protagonista pasa de estar en la cima del mundo a lo más bajo. Pierde un negocio millonario y pasa a estar al borde de la quiebra. Su mujer lo deja, se va con sus hijos, y se coge a otro tipo. Richie Finestra se ve involucrado en un crimen y negocios con la mafia. Además cae un espiral descendente de adicciones que no lo ayudan a pensar con claridad y tomar buenas decisiones.
Tal vez al final tenga éxito en su proyecto de encontrar un nuevo sonido con su nueva banda, pero si algo bueno sale de eso, seguro lo termine arruinando. 
Uno de los mejores estrenos televisivos del año. Una serie que te puede hacer sentir mejor mostrándote las miserias de quienes creías tenían todo.
Vinyl TV Serie


Billions

Una serie que plantea una ambiguedad muy conemporánea en la que de entrada sabemos que el bueno no es tan bueno y el malo no tan malo, o donde invierten los papeles de la justicia y el criminal. A pesar que me incomoda este relato del héroe billonario y la justicia como instrumento de los intereses políticos de funcionarios envidiosos, en una apología sobresimplificada en defensa del capitalismo neoliberal, tiene su atractivo. Creo que la opulencia y Damien Lewis ejercen cierta fascinación que suplementa otras carencias.
Un intento de explotar el encanto idealizado por hombres de negocios como Steve Jobs. Una serie donde el protagonista -Axelrod- siempre está un paso adelante. Todas las situaciones en las que se encuentra amenazado terminan siendo confabulaciones geniales de un empresario perseguido injustamente por la justicia. Buen reparto, una producción ostentosa, cierto ingenio, que todavía no logra de ser un poco superficial.
Billons TV Show Serie 2016


The Path

Esta promete ser uno de los sucesos televisivos del años. Aborda un tema complejo como el de las sectas religiosas donde se esconde un secreto y expone lo que en el fondo se juega en estos grupos: poder. Cuenta como una comunidad de hippies y gente con pasados muy traumáticos encuentran refugio y una nueva vida. Toman ayahuasca, fuman porror, no ven televisión y son felices. Para ya va a venir alguien a arruinar todo eso y corromper aquel paraíso terrenal.
Un thriller psicológico que nos muestra el poder de la sugestión y la vulnerabilidad de la gente que sufre. 
The Path TV Series Show 2016 Aaron Paul

Outsiders

Casi una continuación de Sons of Anarchy en lo que refiere a temática y estética visual. En este caso se trata de un clan de montañeses que viven al margen de la sociedad, destilan su propio alcohol, imponen sus propias leyes, que se ve amenazado por los intereses de una compañía minera que amenaza con desplazarlos de su hogar. Como en todo grupo, hay un integrante que que puede ver "de afuera" las tramas de poder y los peligros que asecha a esta comunidad. Un poco errática y dirigida a un público muy especial.
Ged-gedyah

Bordertown

Un patético intento por colgarse de las tetas de Seth MacFarlane para hacer una comedia de animación políticamente incorrecta, esta vez, incorporando la mirada del latino, e ironizando la cultura anglosajona. Cuesta entender si la serie es graciosa. Uno sigue viendo sus capítulos tratando de descubrir si esconde algún atractivo. Por momentos parece simple, tonta y absurda sin terminar de resolver esta duda. Pero la situación de frontera siempre plantea una cuestión interesante de indistinción. En este caso el inmigrante es próspero, trabajador y exitoso, mientras que el nativo es pobre, holgazán y fracasado. Una crítica al sueño americano y la peor pesadilla del hombre blanco. 
El spoiler: la hija del nativo se enamora del hijo del inmigrante. La típica pesadilla de cualquier padre norteamericano vista desde una óptica diferente.

The Family 

El hijo pródigo en realidad no es el hijo. Política, abuso sexual, y engaño tejen la trama de este thriller. Tiene por lo menos un elemento de suspenso que por lo menos hasta la mitad de la temporada puede llegar a atrapar al espectador. Pasado ese punto uno empieza a preguntarse que van a inventar para mantenerlo cautivado. Una serie con futuro incierto por falta de peso en el reparto y por agotar muy rápidamente sus recursos. Coquetea entre entre los géneros de crimen y política sin definir un rumbo claro diluyendo la atención e interés de quien la mira.

The grinder

Acá no hay nada que revelar. Una comedia liviana en la que la premisa es revelada desde el comienzo del primer capítulo. Una estructura muy bien lograda que asegura la fórmula de un programa de televisión entretenido. Un buen elenco encabezado por Robe Lowe asegura que estos personajes brinden un marco seguro para la dinámica familiar en la que se basa esta comedia. 
Una estrella de televisión que interpreta un abogado vuelva a su hogar natal para trabajar en la firma de abogados de su padre y hermano. Una situación absurda de envidia que plantea un subtexto más profundo (menos superficial) que nos hace reflexionar sobre lo que tiene el otro y lo que uno desea.
Una serie muy estable donde cualquier giro de la trama se resuelve de forma muy lineal. Una comedia menor pero no por eso menos divertida.


Angie Tribeca

Una sátira -al estilo la pistola desnuda- de las series de detectives forenses. Situaciones absurdas que podrán matar de risa a cualquier fumador de porro. Una comedia que se agota en el gag, pero al mismo tiempo presenta una fuente inagotable de situaciones disparatadas. Tampoco hay demasiado para revelar sobre esta serie. Rashida Jones despliega todo su carisma interpretando a una detective ruda e independiente fuera de lo común.

Estrenos del 2015

The Last Kingdom

Así como pudieron estar de moda los zombies ahora están de moda los vikingos. Esta serie histórica ambientada en la inglaterra del siglo VII muestra otro aspecto de las invasiones vikingas. Brinda un perspectiva muy original de como era la difícil convivencia entre los pueblos anglos y sus invasores. El protagonista muestra el mestizaje de la cultura pagana y católica y la tensión de afectos y lealtades. Un relato centrado en la perspectiva de los invadidos y su lucha por la independencia.
Los vikingos son muy malos, pero al final el rey Alfred con la ayuda del converso Uhtred vencen a los invasores fundando una nueva nación. Una serie brillante con gran valor testimonial.

Quantico

Un grupo de aspirantes a agentes del FBI se ven involucrados en un atentado terrorista. Arranca con todo pero al final de la primera temporada se vuelve más una novela romántica que una serie de acción. Presenta todo el atractivo de mostrar el funcionamiento de las instituciones de elite y una trama atrapante. Un elenco de jóvenes atractivos que de a poco irán tejiendo una suerte de culebrón de desengaños amorosos, intriga y conspiración.
La protagonista es implicada en ataque terrorista y deberá probar su inocencia con la ayuda de sus compañeros en los que no se sabe si se puede confiar. Vale la pena mirarla, al menos los diez primeros capítulos. Después de ese punto pareciera que se trata de otro programa. Va cambiando tan lentamente que hará imperceptible el giro del genero de acción al romántico.

Bettet call Saul 

Una serie que va acelerando el paso hacia lo que sabemos de antemano convergerá con Breaking Bad y sus personajes. La historia de como Jimmy McGill se transformó en Saul Goodman, el abogado de Walter White. La segunda temporada muestra el progreso de Jimmy en su carrera como abogado hasta destruirla por una mezcla de amor por su compañera y odio por su hermano. Su personaje se termina de definir como un abogado muy ingenioso y persistente con un pragmatismo moral cuestionable (por lo menos para los protagonistas de la historia). Pero al final los inocentes engaños de Jimmy terminarán dañando a su entorno más querido.
Para los que ya vieron Breaking Bad esta serie agrega un nueva capítulo a esa novela. Una situación mucho más sencilla para identificarse y con un dilema más cercano a la realidad. Para quienes no la hayan visto presenta un programa nuevo con personajes muy consistentes avalados por una de las grandes historias de la televisión.

No hay comentarios: